La Varicela

Los Mejores Remedios para La Varicela

Varicela en Niños

La varicela en niños es una de las típicas enfermedades o trances que tienen que solemos pasar todos cuando somos niños.

El causante de la varicela es un virus llamado varicela zoster.

En circunstancias normales la varicela en niños no nos debe preocupar lo más mínimo, incluso si el niño está sano no hace falta tratarse y se elimina sola pasadas un par de semanas. Es muy importante no rascarse ya que nos puede dejar marcas en los niños si se hace.

Sólo si el niño con problemas de defensas o niños desnutridos pueden aparecer complicaciones. Las complicaciones a las que nos referimos son: neumonía o daño renal.

Aunque como hemos dicho no es una enfermedad grave si es muy contagiosa, por este motivo debemos aislar al niño así como su ropa.
A los niños con Varicela se les puede bañas sin ningún tipo de problema, eso si, debemos de tener cuidado de “aislar” las toallas que use para que no se contagie nadie que la use por error.

Gracias a la vacuna la varicela en niños es más leve y sus síntomas muchos más cortos y menos molestos. La primera fase de la varicela en niños es reconocida por el picor muy muy intenso y la segunda parte porqué el niño ya tiene ganas de fiesta debido a que se encuentra mejor y está aburrido ;)
Es importante que el niño siga en casa en este segundo periodo ya que la enfermedad sigue siendo muy contagiosa. La forma de contagio son varias y muy sencillas de que se produzcan: por estornudar cerca, toser, compartir una toalla etc…

El niño se vuelve contagioso 1 ó 2 días antes de brotarle y se manifiesta entre 10 y 20 días después de infectarse.

Síntomas

Los síntomas de las varicela en niños son pequeños granitos que aparecen por todo el cuerpo. Estos granitos se convierten en pequeñas ampollas que a su vez dan paso a costras de color marrón.

En algunas ocasiones estos síntomas van acompañado de malestar general, fiebre, dolor de cabeza y dolor abdominal.

Tratamiento

Como hemos diño anteriormente en la mayor parte de los casos con que el niño esté aislado para no contagiar a nadie y este descansando en casa es suficiente.
Aunque parezca una tontería casi es más importante cortarle bien las uñas para que no se produzca daño el mismo en los granitos al rascarse.

Se han desarrollado medicamentos antivirales seguros. Para que funcionen bien, generalmente se deben iniciar dentro de las primeras 24 horas de la erupción.
Algo muy muy importante es no automedicar al niño y por supuesto no darle aspirinas ya que se ha asociado esta práctica a una enfermedad grave llamada “Sindrome de Reye”

Espero que este artículo sea de ayuda.